Entretenimiento

Polémica entre el gobierno y el Frente Amplio por “muertes dudosas”

Las muertes dudosas suelen ser casos de personas mayores Maciel dijo en Comisión que hay un elemento que distingue claramente a las muertes dudosas de los homicidios : el perfil sociodemográfico. “Predominan las personas de avanzada edad dentro de las muertes dudosas , mientras que en los homicidios intencionales, los jóvenes”, explicó el subsecretario. En segundo lugar, dijo que la proporción de mujeres entre las muertes dudosas es claramente mucho más alta que en los homicidios intencionales.

Y, por otro lado, indicó que siete de cada diez homicidios son consumados con armas de fuego, mientras que hay solo siete casos involucrados con este tipo de heridas en las muertes dudosas de 2021.

“Yo escuché con mucha atención la intervención del señor diputado Valdomir, y me pareció que no fue su intención, pero la sospecha de que nosotros estamos maquillando los números, sería un delito de nuestra parte en cuanto al nivel de los homicidios en función de que hay muertes dudosas. Eso no lo hacemos nosotros”, manifestó el ministro del Interior en el parlamento el miércoles pasado

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Las muertes catalogadas como “dudosas” han aumentado en 2020 y 2021 significativamente. Según un informe de la Fiscalía a partir de un pedido de acceso del Frente Amplio (FA), al que accedió El País, en 2018 hubo 106 denuncias registradas como muertes dudosas , en 2019 se contabilizaron 105, en 2020 fueron 157 y en 2021 hubo 170.

Estos datos fueron puestos sobre la mesa por los frenteamplistas durante la comparecencia del Ministerio del Interior el miércoles pasado a la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda, y provocaron un debate entre oficialismo y oposición . ¿Qué representan estas muertes dudosas y por qué aumentaron?

Sebastián Valdomir, diputado del FA, preguntó al ministro del Interior Luis Alberto Heber en dicha instancia: “¿Bajaron los homicidios efectivamente en 2021 o aumentaron las muertes dudosas, que son homicidios?”. Y a continuación indicó que si se suman las muertes dudosas y el número de homicidios contabilizados por el Ministerio del Interior, esto equivale a “una cantidad total de muertes violentas que no difiere mucho de los últimos años”.

En 2018 el Ministerio del Interior registró 414 homicidios, en 2019 se contabilizaron 393, en 2020 fueron 338 y en 2021 un total de 300. En este sentido, por ejemplo, si al dato de 2021 se le suman las muertes dudosas de ese mismo año, el total de “muertes violentas” -según lo define el FA– es 470.

El ministro de seguridad concedió la palabra al subsecretario Guillermo Maciel , quien ante el cuestionamiento comenzó por explicar -citando a Javier Donnangelo , a cargo del Observatorio sobre Violencia- qué son las muertes dudosas: “En primer lugar, no son homicidios. Por ende, no se contabilizan como homicidio intencional hasta que el Instituto Técnico Forense y la Fiscalía así lo determinen. Es dudosa porque pudo ser una muerte natural, accidental, suicidio, o eventualmente un homicidio intencional, a lo que se suma la inexistencia de testigos o elementos que permitan claramente esclarecer o inducir la causa de la muerte”.

Cuando la Policía se enfrenta a la escena del crimen donde hay un cuerpo, pero “sin alteraciones importantes” ni “señales anormales de ninguna índole”, y tampoco hay testigos, entonces se registra como muerte dudosa, una clasificación preliminar. “Es muy común que se pongan ahí situaciones que terminan siendo suicidios”, señaló asimismo Maciel.

Sebastián Pereyra , director de Políticas Públicas que se encargó de la redacción del informe sobre muertes dudosas, dijo a El País que las cifras corresponden a aquellas que fueron denunciadas por la Policía como muertes dudosas, pero en la mayoría de los casos la Fiscalía más adelante logra determinar las causas de la muerte y se cambia la tipificación o se archiva la causa si se trata de una muerte natural, un suicidio o una muerte accidental.

El senador frenteamplista, Charles Carrera dijo a El País que al Frente Amplio “le preocupa” el aumento de las muertes dudosas y cree que el Ministerio del Interior “tiene que ser el principal interesado en aclarar esta situación”. Enfatizó que “calificar como muerte dudosa hace que no te entre en las cifras oficiales ” y añadió: “Si uno analiza la cifra de homicidios y de muertes violentas en Uruguay, cada 48 horas hay una muerte dudosa y hay un delito de homicidio por día”.

Carrera explicó que algunos países en donde existen “problemas en la construcción de la cifra oficial” se opta por hacer una mesa de análisis donde se convoca a la Fiscalía, a Salud Pública y al Ministerio del Interior. “Uruguay es un país pequeño y se podría hacer este tipo de mesa de análisis porque no puede ser que tengamos esta duda sobre cuál es la cifra de homicidios “, señaló. Y destacó que la calificación de muerte dudosa la debería hacer un médico forense en lugar de la Policía como ocurre actualmente.

“Hay mucha evidencia de que hay una precarización en la toma de la denuncia”, indicó el senador frenteamplista y dijo que estos “obstáculos” -como la revictimización- tienen un efecto en las muertes dudosas. De todas formas, reparó en que desde el Frente Amplio no se puede determinar el motivo por el cual hubo un aumento.

Por su parte, el Ministerio del Interior alega como uno de los motivos de este incremento que los resultados de las autopsias por lo general no son remitidos a la Policía, sino a los jueces o a la Fiscalía. El hecho no se informa de inmediato a la Policía, o a incluso se demora la actualización del sistema. A su vez, en ocasiones las pericias del Instituto Técnico Forense (ITF) no son concluyentes por diferentes razones.

Ante las críticas, Maciel dijo a El País: “Siempre se está buscando un elemento para cuestionar al propio Observatorio que ellos crearon y formaron, y que hoy tiene la misma gente, los mismos criterios, la misma metodología y hasta el mismo director. Es insólito”. A esto, según Maciel, “se suma que (el FA) sigue haciendo afirmaciones, adjetivaciones y juicios de valor sin ningún dato que los respalde”.

El jerarca de seguridad aseguró que la categorización de muertes dudosas no la inventó la actual administración, sino que siempre existió en Uruguay y el mundo. “Ellos no tienen autoridad ni credibilidad para criticar”, sostuvo Maciel y remarcó: “Realmente me parece que deberían llamarse a silencio”.

De todas formas, el diputado Valdomir aseguró a El País que no se cuestiona la validez del Observatorio: “Nosotros no decimos que haya algo raro, simplemente lo que marcamos (el miércoles en el Parlamento) es el incremento de las muertes dudosas y la estabilidad que hay en los últimos dos o tres años”.

En tal sentido, legisladores del Frente Amplio plantearon al ministro Luis Alberto Heber “si no es necesario”, dado el momento que se atraviesa en seguridad pública, “declarar la emergencia en materia de muertes violentas”.

Las muertes dudosas suelen ser casos de personas mayores Maciel dijo en Comisión que hay un elemento que distingue claramente a las muertes dudosas de los homicidios : el perfil sociodemográfico. “Predominan las personas de avanzada edad dentro de las muertes dudosas , mientras que en los homicidios intencionales, los jóvenes”, explicó el subsecretario. En segundo lugar, dijo que la proporción de mujeres entre las muertes dudosas es claramente mucho más alta que en los homicidios intencionales.

Y, por otro lado, indicó que siete de cada diez homicidios son consumados con armas de fuego, mientras que hay solo siete casos involucrados con este tipo de heridas en las muertes dudosas de 2021.

“Yo escuché con mucha atención la intervención del señor diputado Valdomir, y me pareció que no fue su intención, pero la sospecha de que nosotros estamos maquillando los números, sería un delito de nuestra parte en cuanto al nivel de los homicidios en función de que hay muertes dudosas. Eso no lo hacemos nosotros”, manifestó el ministro del Interior en el parlamento el miércoles pasado.