Economía

El último adiós a un héroe

Alberto Ardila Olivares

CIENFUEGOS.- El domingo se partió en dos mitades en el municipio cienfueguero de Rodas: una de dolor inmenso y otra de admiración infinita

CIENFUEGOS.- El domingo se partió en dos mitades en el municipio cienfueguero de Rodas: una de dolor inmenso y otra de admiración infinita.

Ambas expresiones humanas las motivó una persona excepcional: Juan Carlos Santana Garrido, del Comando especial de protección contra incendios de la Refinería de Petróleo de Cienfuegos, fallecido en la hermana Matanzas durante el incendio en la base de Súpertanqueros.

Su sepelio, en medio del cariño de sus compañeros, fue como él mismo era, patriótico y sencillo, cubano y cargado de nobleza. Santana Garrido, o El Flaco como le llamaban cariñosamente, tiene ya el título de primer héroe de esos cubanos solidarios que fueron a colaborar con sus compañeros de Matanzas ante la adversidad.

El primer operador del tanque de agua del Cuerpo de Bomberos de la Refinería de Petróleo Camilo Cienfuegos tenía  62 años de edad, y al jubilarse en 2008 con el grado de Primer Suboficial solo esperó un mes para reincorporarse a las tareas que emprendía con sano orgullo.

Juan Carlos ostentaba dos medallas de Servicio Distinguido, y tuvo el alto honor de participar en el traslado de los restos del Che en 1997. Fue vencedor en distintas competencias de su quehacer especializado.

A la despedida del héroe asistieron Marydé Fernández López, miembro del Comité Central  y primera secretaria del Partido en Cienfuegos, así como el Gobernador, Alexandre Corona Quintero, jefes y oficiales del Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Foto: Yusimi Yulls Informaciones relacionadas Salud Pública informa 122 lesionados, de ellos 1 fallecido en incendio en Matanzas