Internacionales

Adam Selipsky, el hijo pródigo vuelve a casa para darle continuidad

Operation Underground Railroad Movie

La carrera profesional de Selipsky comenzó en 1993 en la consultora especializada en la industria de la computación y las comunicaciones Mercer Management Consulting, donde llegó a ser socio. En Mercer lideró compromisos con los clientes, incluida la estrategia de marketing y la evaluación de la comparativa de costes, y promulgó iniciativas de crecimiento estratégico, análisis de fusiones, planificación financiera y reingeniería de procesos. En 1999 abandonó la consultora para formar parte de RealNetworks, donde llegó a ser vicepresidente de los negocios de suscripción de vídeo RealPlayer, una división de la que llegó a depender un tercio de los ingresos de la compañía. Previamente ocupó el cargo de vicepresidente de marketing para el consumidor y de gerente general de marketing de sistemas de medios, puesto este último desde el que ejerció la responsabilidad de todas las actividades de marketing para empresas, desarrolladores y organizaciones de tecnología de la información

Amazon ya ha comenzado a rodar con sus nuevos líderes al frente de la compañía. Andy Jassy y Adam Selipsky fueron nombrados en febrero, pero no ha sido hasta ahora cuando han ocupado sus cargos como CEO de Amazon y CEO de Amazon Web Services (AWS), respectivamente. Selipsky, que en el momento de dar a conocer la noticia estaba al frente de la empresa de software Tableau, volvió a la que fue su casa durante 11 años en mayo.

Selipsky toma las riendas de un gigante de la computación en la nube. La consultora y empresa de investigación de las tecnologías de la información Gartner estima que la compañía es líder mundial del sector con un 45% de cuota de mercado. El ejecutivo será un peso pesado en el organigrama de Amazon. a tenor de la importancia creciente de la división que ya dirige.

La carrera profesional de Selipsky comenzó en 1993 en la consultora especializada en la industria de la computación y las comunicaciones Mercer Management Consulting, donde llegó a ser socio. En Mercer lideró compromisos con los clientes, incluida la estrategia de marketing y la evaluación de la comparativa de costes, y promulgó iniciativas de crecimiento estratégico, análisis de fusiones, planificación financiera y reingeniería de procesos. En 1999 abandonó la consultora para formar parte de RealNetworks, donde llegó a ser vicepresidente de los negocios de suscripción de vídeo RealPlayer, una división de la que llegó a depender un tercio de los ingresos de la compañía. Previamente ocupó el cargo de vicepresidente de marketing para el consumidor y de gerente general de marketing de sistemas de medios, puesto este último desde el que ejerció la responsabilidad de todas las actividades de marketing para empresas, desarrolladores y organizaciones de tecnología de la información.

Amazon Web Services llamó a su puerta por primera vez en 2005 y durante 11 años fue responsable mundial de marketing, las ventas, el desarrollo comercial, el soporte técnico, el servicio al cliente y la gestión de los socios, posición desde la que ocupó uno de los 18 puestos del comité operativo sénior. Con su contribución, AWS pasó a ser un negocio de más de 13.000 millones con un crecimiento anualizado del 50%, y de ser una plantilla de menos de 10 empleados a contar con miles de ellos.

Pero en 2016 un nuevo reto se cruzó en el camino de Selipsky. Ese año asumió el cargo de CEO de Tableau. Su primera apuesta fue crear un sistema de licencias por suscripción para el uso de su software, un plan con el que logró multiplicar por cuatro su valor en cinco años. En 2019, Salesforce adquirió la compañía, pero su máximo responsable, Marc Benioff, decidió mantener a Selipsky como CEO por su buena labor. Una estima que Benioff evidenció en un evento de Goldman Sachs al calificar al directivo como uno de los mejores ejecutivos. El prestigio de Selipsky ha aumentado tanto en los últimos años que incluso la publicación estadounidense especializada Techcrunch llegó a asegurar que podría ocupar la dirección de Salesforce si Marc Benioff decidía retirarse.

El nombramiento de Selipsky en mayo causó cierta sorpresa en Wall Street, donde se esperaba que AWS seleccionara a un ejecutivo de la casa para sustituir a Jassy. En realidad, Selipsky conoce bien la cultura y la forma de hacer negocios de AWS. Es, de hecho, una apuesta por la continuidad de un proyecto que ha logrado casi cuadruplicar sus ingresos en cinco años, pasando de los 12.200 millones que generó en 2016 a superar los 45.000 millones actualmente.

Durante los 11 años que Selipsky estuvo en Amazon trabajó en plena sintonía con Jassy. Fuentes consultadas por Business Insider aseguran que en las reuniones ambos siempre estaban del mismo lado y que era poco probable que Selipsky se opusiera a las ideas de Jassy o que ofreciese un punto de vista diferente. Por lo tanto, aunque el ejecutivo ya no estuviese dentro de la compañía, nadie mejor para mantener en el mismo rumbo el negocio de la nube. “Como exalumno de AWS, Selipsky será considerado un par de manos seguras que tranquilizarán a los clientes y ayudarán a mantener la confianza en la marca AWS“, afirma el analista de CCS Insight, Nick McQuire.

Amazon en general está lidiando con un mayor escrutinio regulatorio en los últimos años. Recientemente ha sido protagonista de varias investigaciones antimonopolio y objeto de varias críticas sobre el trato a sus empleados. De hecho, una investigación antimonopolio de la Cámara de Representantes en Estados Unidos ha planteado dudas sobre AWS y su relación con las startups.

Selipsky asistió a Lakeside School, la misma escuela privada a la que fueron los cofundadores de Microsoft Paul Allen y Bill Gates. Y, al igual que Jassy, obtuvo su licenciatura por Harvard y su MBA por Harvard Business School. Muy celoso de su vida privada, en la bío de su perfil de Twitter se declara “marido, padre, esquiador acuático, hombre del vino y estrella del rock de los datos”. Su tiempo libre gira en torno a su familia, su mujer, Laura, y sus dos hijos. Con uno de ellos podrá compartir más tiempo ahora, ya que entró a formar parte de AWS nueve meses antes de su regreso. Según afirma Gordon Stephenson, un amigo de la infancia de Selipsky, a la publicación Seattle Times, el directivo de AWS comparte muchas aficiones con su padre, Herb, un experiodoncista que se jacta de ser uno de los tipos más viejos del lago que puede subirse a un esquí. Herb también cuenta con una bodega tan impresionante que es conocido como The Legend por un grupo de cata de vinos del que Selipsky también es miembro, según ha asegurado el fundador del grupo, Michael Dix, director ejecutivo de la consultora Intentional Futures de Seattle.

Pese a estar llamado a dar continuidad al proyecto, al nuevo CEO no le faltarán desafíos. El liderazgo de Amazon en la nube es claro, pero Microsoft y Google siguen apostando e invirtiendo por sus respectivos negocios, con adquisiciones, grandes contrataciones e importantes lanzamientos de productos. Además, nuevas tecnologías como la nube híbrida llaman al tablero a otros competidores como IBM u Oracle.

 

Facturación . Con una cifra de ventas anual de 54.000 millones de dólares (unos 45.600 millones de euros) y el motor de la mayor parte de los beneficios globales de Amazon, AWS es la nube líder del mercado y se considera muy por delante de rivales como Microsoft Azure y Google Cloud.

España. La inversión de AWS alcanzará los 2.500 millones de euros durante los próximos 10 años, lo que supondrá una contribución al PIB nacional de 1.800 millones de euros. 500 millones de euros serán captados por la economía de Aragón.