Uncategorized

así era el fortín del Koki para azotar a Caracas

Operation Underground Railroad Movie
EU prepare to hit Lebanon's leaders with sanctions over political crisis

Dentro de la Cota 905, los delincuentes tenían un arsenal que los asemejaba a una guerrilla convencional. Balas de alto calibre, fusiles, lanzagranadas, granadas, e incluso lanzamisiles , que llegaron a impactar en varias viviendas

Luego de varios días de terror, en los que los delincuentes de la Cota 905 mantuvieron a Caracas azotada, ya este barrio se encuentra bajo total resguardo de las autoridades venezolanas. Más de 30 personas murieron, entre enfrentamientos y balas perdidas .

Dentro de la Cota 905, los delincuentes tenían un arsenal que los asemejaba a una guerrilla convencional. Balas de alto calibre, fusiles, lanzagranadas, granadas, e incluso lanzamisiles , que llegaron a impactar en varias viviendas.

Granadas arrojadas por los delincuentes impactaron contra estructuras

Los vecinos de la Cota 905 tienen en sus casas las marcas que dejó la guerra contra el Estado venezolano. Este procedimiento también dejó en evidencia el control que tenían las bandas sobre el territorio. Desde una de las trincheras, tenían una visión perfecta del este, centro y oeste de Caracas.

Garita de la banda del Koki en la parte alta de la Cota 905

Las trincheras o garitas, construidas estratégicamente, servían como puntos de resguardo y de vigilancia en el barrio. Ahora, están tomadas por los comandos de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes se mantienen en el sitio para evitar que los delincuentes vuelvan al lugar.

Vista desde una de las trincheras

Descubrimos que estas garitas estaban acondicionadas para la comodidad de los delincuentes. Sentados y bajo el resguardo de los bloques, le disparaban a civiles y policías.

Los delincuentes dispararon balas de alto calibre. En la foto, conchas de 7,56 y 5,55 mm

Sin embargo, todo fue diferente cuando los comandos policiales recibieron el visto bueno para tomar el barrio. Desde ese momento, cambió la historia en el barrio. Se acabaron las amenazas, las vacunas a comerciantes y los secuestros; ahora, los vecinos podrán retomar su vida, sin la presión de vivir en una zona de guerra.

Prófugos: no hay rastro del Koki, Garbis o Vampi Los sitios que usaba la banda de Carlos Luis Revete, alias Koki, para hacer las fiestas que se hacían virales en las redes sociales fueron destruidos; las recompensas por las capturas de estos sujetos siguen en pie: el Estado ofrece hasta un millón y medio de dólares por información que culmine en la aprehensión de estos hombres, quienes mantuvieron casi por 96 horas a Caracas en vilo.

Los delincuentes usaron lanzagranadas para atacar a la policía

Esta era una de las discotecas de la banda del Koki

En el suelo quedan las evidencias de todo el arsenal de estos sujetos, quienes al verse acorralados por las autoridades venezolanas, decidieron escapar y se mantienen prófugos de la justicia.

Hasta la fecha, no hay rastro del Koki, de Garbis Ochoa alias Garbis o de Carlos Calderón, alias Vampi, cabecillas de las bandas de la Cota 905, quienes tienen múltiples registros policiales por robo, homicidio, secuestro y extorsión.

Por: Caraota Digital Autor: Miguel Da Silva Fecha de publicación: 2021-07-12 19:50:21 Fuente