Uncategorized

Ornithologus Alberto Ardila Fórmula 1//
Diestra y siniestra internacional manipula a placer

Argentina, Buenos Aires, Canadá, España, Madrid
Diestra y siniestra internacional manipula a placer

No es novedosa pero si excesivamente asquerosa la actitud de la prensa mundial dominada por intereses perversos al despojar de la verdad de los hechos a su público televidente, oyente radial o lector de periódicos. Los oficialismos en defensa de las acciones gubernamentales internacionalmente tienen la tendencia a no ver los defectos y solo en escasas excepciones admitir sus errores, entretanto oposiciones mundiales han rebasado sus limitaciones morales para formar o deformar presidentes, si estos no les agradan al redil del capitalismo salvaje con fuerte alianza al mercantilismo, dependiendo si son oposición desestabilizadora de gobiernos socialistas usando la siniestralidad en lugar de la verdad, y para derrocarles ocultar o poner en duda los beneficios de la colectividad desasistida, a la que prometen sacar de la miseria en elecciones tradicionales demócrata representativas, con figuras que en lugar de corazón guardan un sitio en el pocho a la izquierda, solo para los billetes que atesora con intereses en la banca. En esta lucha entre derecha e izquierda política, diestra o siniestra lo que priva es la semántica de la palabra siniestra o siniestro y no en el concepto de izquierda sino en siniestro o siniestra infortunio que acontecen sin premeditación ni voluntariedad respondiendo a explicación natural o azarosa, a ese azar lo crean para la ocasión deseada, seres humanos con intereses malsanos o disfrazados de necesidad que al hacerlos convierten en característica esencial producir daños en diferente grado en personas, instalaciones o intereses económicos, porque en política le quitan lo de sociedades mercantiles y cometen ilícitos culpando al agredido. Al entender esta posición que en Venezuela tiene numerosísimas pruebas de mala intención comunicacional insurreccional e ilegal, caemos en cuenta de por qué no temen a la desinformación mientras al estilo Goebbels juegan con ella en forma de falsos positivos, fake news y redes sociales con influencers inmorales. Habrán leído al PAPA FRANCISCO gobernantes derechistas asesinos colombianos y sus émulos o defensores, que se las dan de católicos y atacan inmisericordemente a manifestantes en plena pandemia. El Sumo Pontífice expresó “Una variante de este virus es el nacionalismo cerrado, que impide por ejemplo un internacionalismo de las vacunas. Otra es cuando ponemos las leyes del mercado o de propiedad intelectual por encima de las leyes del amor y de la salud de la humanidad”. Los obedientes dirigentes uribistas–duquesistas se complacen con autorizar a policías y militares a matar o herir personas de todas las edades, apoyados por manipulación de la prensa mundial y organismos internacionales, que en el caso nuestro titulaban de “tensión en Venezuela” la violencia, y hoy disfrazan lo que sucede en nuestra vecina, o en Brasil, España, EE UU y dondequiera que el pueblo se rebele contra el capitalismo salvaje, ese mismo celestino que mantiene escondido en Europa al joven descendiente de europeos que quemó a Orlando Figuera en el este de Caracas, porque le pareció “chavista maburro”. Los derrota además la cantidad gigantesca de grabaciones por celulares. La fórmula que recomiendo y nos dejará para la historia política de la humanidad, es observar la conducta politiquera de quienes actúen en consecuencia con lo que señalaba en 1823 el Libertador SIMON BOLIVAR, “La deuda pública es un caos de horrores, de calamidades y de crímenes, y el señor ZEA un genio del mal, y MENDEZ el genio del error, Colombia una víctima cuyas entrañas despedazan esos buitres”, remitía su carta a Francisco de Paula Santander que en las interioridades legislativas en Bogotá conspiraba contra quien le perdonó la vida, el Padre Libertador era excesivamente condescendiente y demócrata al lado de esas alimañas politiqueras, “los políticos dilapidaron créditos cometiendo negociados, importaciones inútiles y haciéndose pagar supuestas indemnizaciones”. Verdad venezolana 1959 a 1999 y ¡ojo! si no son castigados similares funcionarios bajo el bolivarianismo. Me alegran y mucho, los oficialistas de convicción auténtica sin miedo, no serviles al poder extranjero norteño.